6 de marzo de 2009

Javier Lasso de la Vega: remordimiento


Resulta curiosa mi forma de ser. Me lo resulta a mí, de lo que deduzco que al que me ve desde la distancia, sea mayor o menor, le parecerá que si tuviera un buen padrino, una paguita me daban seguro.

En 1992, Los Panaderos cambió el recorrido, tanto a la ida como a la vuelta. La ida, por la Plaza Fernando de Herrera y buscando Trajano por Daoiz, García Tassara, Amor de Dios y San Miguel. A la vuelta, y al llegar a La Campana, evitaba Martín Villa y entraba a Orfila por Santa María de Gracia y Javier Lasso de la Vega. Entramos a las tantas, habiendo salido más temprano. El experimento fue un fracaso, y en lugar de buscar motivos y causas o causantes, pues se dijo que “una y no más Santo Tomás”.

Desde entonces, y con la persistencia y pesadez que me caracteriza, un año tras otro he venido reivindicando que el recorrido de ida debía ser ése. Hace dos años me hicieron caso; bueno, mejor dicho, decidieron que esto fuese así. Y aquí viene lo bueno. Desde entonces, y aun teniendo en cuenta el paréntesis meteorológico del nefasto 2008, cada vez que paso por Javier Lasso de la Vega (que son muchas), me invade un sentimiento que se contonea entre el remordimiento y la añoranza. Lo que decía al principio: locura con papeles y derecho a paga.

Se me empiezan a aparecer imágenes de ciriales que asoman por la esquina de los sindicatos, habiendo dejado atrás los aplausos en las “levantás”, en las “arrias”; esos aplausos de Sevilla subida en las aceras mirando hacia arriba, o sin poder mirar. Viajo en el tiempo y veo a ese niño con tres años, al que quitaba de la fila su padre allí, en Javier Lasso de la Vega, y se lo llevaba a las sillas.

Vamos, que o tiro por Martín Villa, o doy el rodeo por García Tassara. De paga…y vitalicia.

A todo esto: el blanco está comenzando a asomar tímido para difuminar el verde de los naranjos. Hacedme caso; y los alérgicos, como un servidor, que se preparen.

8 comentarios:

orfila dijo...

Me acabo de dar cuenta, parezco el Gota a Gota: Orfila, Javier Lasso de la Vega...

La próxima entrada tendré que hacerla sobre el Duque (me refiero a la plaza)

La gata Roma dijo...

Yo lo pensé al ver el título pensé que te movías poco de la zona… Y como me imaginaba, ni media línea a esa tienda de bolsos de la esquina que tanto me gusta… ains.
El tema de las pagas está complicado, pero daría lo que fuera por leer el informe: “y cita el compareciente que al pasar por la susodicha calle, sufre alucinaciones sensoriales, llegando estas al extremo de provocar un estado ansiolítico que obliga al compareciente a dar enorme rodeo, evitando la calle mencionada…” De paga y aplauso sería aquello.
Kisses

el aguaó dijo...

Amigo Orfila, no te preocupes que la Semana Santa evoluciona y se convierte en un elemento de metamorfósis y cambio permanente. Lasso de la Vega volverá.

Y no te preocupes, que la alergia a los azahares es la más esperada por mí cada año.

Ya queda menos.

Un fortísimo abrazo.

Moe de Triana dijo...

Gran calle miarma, a ve si me paso pa ir a la tienda de Latimore a por unos vinilos...

¡Un saludasso!

Dama dijo...

El contraste del blanco y del verde, que por motivos elementales me encanta, me sienta mal, se me entaponan los oidos hasta casi Agosto, pero me encanta sentirme así de entaponada con ese olor tan maravilloso.

Anónimo dijo...

Este comentario no tiene nada que ver con la entrada, pero creo que es importante:

Despues de ver ayer el programa de Sevilla TV, y escuchar las declaraciones del Sr. Torrijos, Teniente de Alcalde de Sevilla y el consentimiento por parte del Sr. Alcalde D. Alfredo Sanchez Monteseirín, y Ayuntamiento sobre las Hermandades y Cofradías de Sevilla así como su postura con respecto a la nueva Ley del aborto, propongo:

QUE CUANDO PASEN ESTOS SEÑORES REPRESENTANDO AL AYUNTAMIENTO EN LAS PRESIDENCIAS DE CIERTAS HERMANDADES, TODOS Y DIGO TODOS LOS QUE ESTEN EN LAS SILLAS DE LA CARRERA OFICIAL LES DEN LA ESPALDA, NO SE MERECEN NI UNA SOLA MIRADA DE LOS COFRADES SEVILLANOS.

Edward dijo...

Muy buena tu reflexión.

Apoyo totalmente el recorrido de ida por San Andres´. Eso si a mi la vuelta por el Salvador me trae recuerdos entrañables de la infancia. ¿No estaría de mas recuperarlo?

Bueno querido orfila, un abrazo, resulta ya lejano aquella noche en el refugio.

Ah! Enhorabuena por lo del Palio de la Estrella

La gata Roma dijo...

¿Ha entrado ya el palio de la Virgen de Regla?
Fuera de bromas, espero que tuvieras una buena Estación de Penitencia, en este año en que ninguno nos hemos quedado en casa, gracias a Dios.
Kisses